lunes. 20.05.2024

Ventajas mascarillas desechables: La pandemia del COVID no ha terminado, de ahí que la protección ante el virus mediante el uso de mascarillas siga siendo crucial. 

Antes de comprar mascarillas desechables, debes conocer qué tipos de mascarillas desechables puedes encontrar en el mercado, cuáles son sus ventajas y alguna que otra recomendación de uso que te serán de gran utilidad. 

El mundo, tal y como lo conocíamos, ha cambiado, nuestros hábitos y rutinas también, y en este escenario actual, la mascarilla ha pasado a ser, además de un salvavidas protector, el complemento de moda por excelencia. 

Pero antes, vamos a sumergirnos en el mundo de las mascarillas y encontrar la con la mejor protección.

Mascarillas Quirúrgicas: Básicas pero efectivas

Las mascarillas quirúrgicas son las más comunes y las has visto en todos lados. Son las mascarillas azules o verdes que a menudo usan los profesionales de la salud. Estas mascarillas son desechables y están hechas de material filtrante de varias capas. Son efectivas para evitar que las gotas grandes entren o salgan de tu boca y nariz, lo que las hace ideales para situaciones cotidianas como ir de compras o tomar el transporte público.

Mascarillas FPP2: Más seguras que las quirúrgicas

Las mascarillas FPP2 están homologadas por la Unión Europea ya que cumplen todos los requisitos necesarios para ser las mascarillas oficiales en Europa. Tienen más capas que las mascarillas quirúrgicas y ofrecen un filtrado del 94% siendo capaces de protegerte del virus y cualquier bacteria que haya en el ambiente. Uno de sus beneficios es que son ajustables y tapan nariz, boca y protege parte de la cara. Se ha convertido en uno de los complementos más utilizados en pandemia, porque las puedes encontrar de diferentes colores, con dibujos, tanto para adultos como niños.

Mascarillas N95: Máxima filtración para una protección superior

Las mascarillas N95 ofrecen una protección superior en términos de filtración. Están diseñadas para filtrar el 95% de las partículas en el aire, incluyendo las pequeñas gotas que pueden contener el virus del COVID-19. Son ajustadas al rostro y ofrecen un sellado hermético, lo que las convierte en la opción ideal para entornos de alto riesgo, como hospitales o lugares con alta propagación del virus. Aunque son más caras que las mascarillas quirúrgicas, ofrecen una protección superior.

Mascarillas KN95: Alternativa a las N95 de calidad aprobada

Las mascarillas KN95 son similares a las N95 en términos de filtración, pero cumplen con los estándares chinos. Son una alternativa asequible y de calidad a las N95. Están diseñadas para ofrecer un buen ajuste al rostro y ofrecen una filtración eficaz. Si no puedes conseguir una mascarilla N95, las KN95 son una excelente opción para protegerte en situaciones de alto riesgo, como al estar cerca de personas enfermas o en lugares con ventilación limitada.

Mascarillas quirúrgicas de tela: Reutilizables y respetuosas con el medio ambiente

Si eres de los que buscas una opción más ecológica y reutilizable, las mascarillas quirúrgicas de tela son una excelente elección. Están hechas de materiales como algodón que pueden lavarse y reutilizarse varias veces. Asegúrate de elegir una mascarilla de tela con varias capas y un buen ajuste para garantizar la protección adecuada. Son ideales para el uso diario y son una opción respetuosa con el medio ambiente y se han convertido en un complemento de moda habitual.

Encuentra la mascarilla que mejor se adapte a tu estilo de vida

En el mercado existen diversos tipos de mascarillas desechables disponibles, cada una con sus propias ventajas. La elección de la mascarilla adecuada depende de tu entorno y tus necesidades en cada momento. Si estás en un lugar de alto riesgo, como un hospital, una N95 o una KN95 podría ser la mejor opción. Para el uso diario, las mascarillas quirúrgicas o de tela son cómodas y eficaces.

Te recomendamos siempre cubrir tu nariz y boca correctamente, lavarte las manos antes y después de manipular la mascarilla y evitar tocarla mientras la llevas puesta. Con la mascarilla adecuada, puedes protegerte a ti mismo y a los demás del COVID-19.