viernes 22/10/21

Qué hacer con niños en Castilla-La Mancha: Rutas para compartir en familia

Rutas Castilla-La Mancha con niños: Las mejores escapadas para viajar y perderte a conciencia con los más peques

Rutas Castilla-La Mancha niños Foto: Pixabay
Qué hacer con niños en Castilla-La Mancha: Rutas para compartir en familia

Qué ver y qué hacer en Castilla-La Mancha con niños: planes imprescindibles y lugares que visitar en tu próxima escapada.

Si estás pensando escapar y no sabes dónde fijar destino, nosotros te ayudamos, Castilla-La Mancha estará a la altura de tus expectativas. 

 

Da igual cuál sea el motivo, el destino bien merecerá la pena, si además no vas solo, esta escapada se convierte en todo un planazo. 

Si cuentas con unos días, viajar con niños por Castilla-La Mancha es lo que estás buscando. Recuerda que esta región no es tierra de paso. Te tocará volver. 

La compañía ya la tienes, ahora toca planificar el cuándo, de los planes en Castilla-La Mancha nos ocupamos nosotros. Muchos son los rincones que bien merecen una visita. 

Rutas por Castilla-La Mancha con niños: Lugares imprescindibles

 

1. El Toboso (Toledo)

Nuestro primer destino nos pone rumbo a la provincia de Toledo, allí encontrarás El Toboso, un municipio en el que vive, literariamente, la inmortal Dulcinea.

Nuestro más ilustre hidalgo caballero, "Don Quijote de la Mancha" quedó prendado de su belleza, y desde entonces, este municipio quedó anclado a la historia, convirtiéndose en un lugar donde la parada es más que obligada.   

Un viaje en el que los más peques podrán ser por un día aguerridos quijotes, bonachones sanchos o bellas dulcineas...

Y para que esto sea así, no dejéis de visitar La Casa de Dulcinea, en ella os adentraréis en uno de los capítulos más conocidos de esta obra universal.

Qué ver en Castilla-La Mancha con niños: Casa de Dulcinea

La casa, decorada con mobiliario del siglo XVII, se la conocía como la Casa de la Torrecilla, pues posee un gran torreón encalado.

En ella se pueden ver útiles de la época, aperos de labranza, así como todo lo necesario para la elaboración del queso. Su bodega y su patio también son estancias que seguro gustarán mucho a los peques. 

No olvides visitar el Museo de Humor Gráfico dedicado a la figura de Dulcinea. Unas 70 ilustraciones, realizadas por los más famosos humoristas nacionales y extranjeros, os están esperando.

El Convento de Las Trinitarias, el de las Clarisas y el Museo Cervantino deben estar, sí o sí, en cosas que ver y visitar en El Toboso.  

Si tenéis tiempo y estando en la provincia de Toledo, aquí os dejamos un contenido donde el conocimiento sí ocupa lugar...

5 museos que no te puedes perder si vas Toledo

 

2. Jadraque (Guadalajara)

Raudos y veloces, como nuestro querido Don Quijote, dejamos la provincia de Toledo para poner rumbo a la provincia de Guadalajara. 

Nuestro siguiente destino es localidad de Jadraque, donde grandes y pequeños podréis dar rienda suelta a vuestra imaginación y sentiros, por un día, como auténticos caballeros.

Allí podréis visitar el Castillo del Cid, que irrumpe desafiante sobre una imponente colina. 

Qué hacer con niños en Castilla-La Mancha

Emblema de la Ruta de los Castillos y del Camino del Cid, esta localidad se convierte en un destino de película. Esta fortaleza os espera para adentraros en el pasado. 

Tras sus murallas, su espectacular Patio de Armas, donde se nombraban caballeros a los más valerosos guerreros, y desde sus torreones, las espectaculares vistas del Valle de Henares. 

Como puedes ver todo un planazo para disfrutar de Castilla-La Mancha con niños. 

Si te ha gustado la visita, y eres un amante del medievo y los castillos, aquí te dejamos un contenido que te vendrá como anillo al dedo..

De ruta por los Castillos de la provincia de Ciudad Real

 

3. Reserva Natural El Hosquillo (Cuenca)

Después de dejar atrás la época de caballeros andantes es momento de presumir de naturaleza, y en Castilla-La Mancha se puede y mucho. 

Disfrutar de la naturaleza de tú a tú es una propuesta de lo más terapéutica, además a los peques les encantará. Las rutas con niños en Castilla-La Mancha molan. 

Rutas niños Castilla-La Mancha: Reserva Natural El Hosquillo

Si estás buscando un lugar donde perderse a conciencia y dejarse encontrar solo si se quiere, nosotros te proponemos el Parque Natural de El Hosquillo

En plena Serranía Alta, dentro del Parque Natural de la Serranía de Cuenca y a tan solo 45 kilómetros de la capital, te espera un paraje natural increíble. 

Ciervos, corzos, gamos, muflones, aves rapaces, protegidas como el águila real, y dos especies en extinción como son el lobo ibérico y los osos pardo, todo un emblema en este parque, te están esperando. 

 

4. Yacimiento arqueológico Cerro de las Cabezas (Valdepeñas)

Ahora toca viajar en el tiempo, retroceder al pasado de la mano de uno de los puntos de referencia en la cultura ibérica. 

Para ello, ponemos rumbo a Valdepeñas en Ciudad Real. Allí encontrarás el yacimiento arqueológico del Cerro de Las Cabezas, cuya excavación ha dejado al descubierto parte de la ciudad ibérica que esconde. 

Rutas Castilla-La Mancha con niños: Cerro de las Cabezas Valdepeñas

Los más pequeños podrán conocer de primera mano quién eran los íberos en su Centro de Interpretación. Si lo tuyo nunca fue la historia es el momento de reconciliarte con ella. Los peques lo agradecerán.

Conocer la historia, el medio natural y las sociedades ibéricas, gracias a sus medios audiovisuales, maquetas y recreaciones arquitectónicas de esta cultura. 

Todo un referente en la interpretación de un yacimiento arqueológico, y que, sin duda, se convierte en una visita de lo más interesante para grandes y pequeños.

 

5. Nacimiento del Río Mundo (Albacete)

Para finalizar, te proponemos visitar el nacimiento del Río Mundo en el Parque Natural de los Calares del Río Mundo y de la Sima.

La naturaleza en todo su esplendor es un muy argumento para planificar una de las mejores rutas en Castilla-La Mancha con niños. 

Este bonito rincón está ubicado e Riópar, en la comarca de la Sierra de Alcaraz. Allí encontrarás la subida al Nacimiento del Río Mundo, un paraje natural que presume de cascadas, incluidas en las más bonitas de España. 

Qué ver con niños en Castilla-La Mancha: Río Mundo

El agua irrumpe de una red de galerías y cuevas bajo tierra hasta encontrar su salida en la Cueva de los Chorros. 

Se despeña por sus paredes rocosas en una caída de unos 100 metros de altura, que junto a otras tantas cascadas más pequeñas, hacen de este escondido rincón manchego, un espacio único.

Cómo llegar al Nacimiento del Río Mundo

Para iniciar esta excursión hay que desplazarse a unos ocho kilómetros de Riópar y, siguiendo las indicaciones, aparcar en la "explanada de los chorros".

Recuerda que hay límite de vehículos y podrás encontrarte con largas colas en temporada alta. Echa mano de paciencia. 

Es recomendable que visita la planifiques en época de lluvias, primavera y con el deshielo de las montañas, así disfrutaréis mucho más del caudal de los chorros.

Para admirar la cascada en su máximo esplendor, el momento adecuado sería cuando se produce “el reventón”, que se origina en épocas de lluvias y en contadas ocasiones del año.

Una explosión inusitada de agua, y un espectáculo increíble para los afortunados visitantes. El ruido y la fuerza que genera este torrente, impresionan.

Un visita para los sentidos, respirar naturaleza y traerte en la retina un espectáculo único que sorprenderá a los más pequeños.

Si eres de los que disfruta de la naturaleza, y de largos paseos por ella, aquí te dejamos un contenido que seguro te interesa...

Rutas de senderismo para el fin de semana en Castilla-La Mancha

Comentarios