miércoles 18.09.2019

Nos vamos de Carnaval a Alcazar de San Juan

Hay cosas que sólo ocurren en La Mancha ¿te disfrazas? si, has oído bien, aquí nos disfrazamos en diciembre y celebramos la Navidad y el Carnaval a la vez

Carnaval de Alcázar de San Juan
Carnaval de Alcázar de San Juan

Que celebremos el carnaval fuera de la época de cuaresma es una peculiaridad que solo ocurre en La Mancha. Alcázar de San Juan organiza sus carnavales en plena Navidad, coincidiendo con el solsticio de invierno y el día de los Santos Inocentes.

Dado la originalidad de sus fechas y su espectacularidad, fue declarado de Interés Turístico Regional en el año 1991.

El origen es un tanto incierto, aunque podríamos situarlo a comienzos del siglo XIX. Y como es común en muchas fiestas y tradiciones, encontramos su correspondiente leyenda. La villa permanecía bajo un castigo impuesto en época árabe y fue retirado precisamente para Navidad.

Este suceso, como es lógico,  provocó una gran alegría en el pueblo, que lo celebró por todo lo alto. Ese podría ser el origen de la tradición de celebrar una fiesta tan colorida y alegre en esta fecha.

En varias ocasiones y a lo largo del tiempo hubo intentos de trasladarla a los meses de febrero o marzo, pero ninguno de esos intentos contó con la aceptación por parte del pueblo, como cuando lo hacían en el mes de diciembre.

Hasta tal punto que incluso sus habitantes seguían celebrándolas en torno a la fecha de los Santos Inocentes, en las afueras de la ciudad. Hasta que al final fue aceptada como los únicos carnavales celebrados fuera de la época de Cuaresma.

Es tan grande su arraigo en esta ciudad que incluso superó la época de prohibiciones franquistas, permaneciendo, a pesar de todo,  inamovible en el calendario.

 

Pero si tenemos que establecer una fecha en la que esta fiesta ha conseguido su mayor apogeo, esa sería en el último tercio del siglo XX, época en la que comenzó a gozar de mayor libertad social y creativa, y a contar con un mayor apoyo por parte de las autoridades e instituciones.

En el carnaval alcazareño encontramos muchos protagonistas, sus comparsas, sus carrozas y cómo no, el alma y la esencia de la fiesta, las máscaras.

Estos personajes se han mantenido en el tiempo y han seguido siendo fieles a los carnavales de antaño, apostando por  las tradiciones y utilizando, como siempre se había venido haciendo, esas ropas viejas y esos arapos con los que dar forma a cualquier atuendo a modo de disfraz improvisado.

carnaval 2 (Copiar)

Esta singular fiesta, llamada Carnavalcazar se desarrolla en varias etapas. La primera de ellas, como toda buena fiesta popular que se precie comienza con el esperado pregón. Es pronunciado por una persona especialmente designada, desde el Palacio del Carnaval y en presencia de miles de alcacereños.

Como suele ser habitual en estas celebraciones, los niños son los grandes protagonistas, unos locos bajitos que serán, el día de mañana, los encargados de mantener esta tradición.

El Carnaval infantil es uno de los primeros eventos que se realizan. La alegría y la diversión toman las calles de la ciudad, donde irrumpe un gran desfile de máscaras y comparsas “mini”, que dan colorido a este frío mes de diciembre.

Dentro de este desfile también hay que recordar que se lleva a cabo la elección del Obispillo, que es un niño elegido por sorteo, durante una pequeña ceremonia. Esta figura infantil es el encargado de dar permiso para que se inicie el Carnaval. Durante los festejos infantiles de este día también se celebra una original Rifa Infantil de Corderos.

Dentro del programa de festejos carnavaleros nos encontramos también con el Carnavalfútbol, que se viene celebrando desde el año 2011. Participan más de quince equipos, que compiten no solo en lo deportivo, sino, también, haciendo los mejores goles y presentado, como no podía ser de otra manera,  el mejor disfraz.

Este particular torneo tiene premios económicos y los equipos están integrados indistintamente por hombre y mujeres.

El siguiente elemento distintivo del Carnavalcazar es la cuelga de Peleles. Los peleles son muñecos extravagantes y fachosos que son vestidos con ropa usada y colgados por las calles de Alcázar en los días previos al inicio del Carnaval. Llevan adornos vistosos, pañuelos, sombreros, corbatas, etc.

Los peleles serán llevados a la Audiencia de los Peleles, donde serán “juzgados” y “condenados” a arder el último día del Carnaval. Una vez terminada la fiesta, los peleles acabarán en el fuego, siendo quemados junto a la sardina en el Entierro.

confetti-1155440_960_720 (Copiar)

Uno de los eventos más esperados de esta fiesta carnavalera es, sin duda, el Festival de las Murgas. Este festival se celebra en el Teatro Municipal y, en él, se dan cita numerosas murgas que cantaran sus coplillas para disfrute y entretenimiento de todos los asistentes.

Con respecto al desfile de comparsas, hay que señalar que tiene lugar en fechas variables entre el 25 y 28 de diciembre. Se reúnen todas las comparsas de la ciudad, junto con las comparsas que vienen desde poblaciones vecinas para realizar los esperados pasacalles.

Tienen carácter de concurso, contando con premios económicos para las comparsas más originales y brillantes del día. Además, se entregan otros premios más singulares como al Punto Verbenero.

Al día siguiente tiene lugar el tradicional desfile de máscaras. Un desfile en el que los participantes pueden acudir en solitario o formando pequeños grupos con originales y divertidos disfraces que sorprenden, divierten y que, seguro no pasan inadvertidos. Un desfile esperado en la ciudad y que se convierte en un buen reclamo para sacar a la gente a la calle.

Alcázar de San Juan en esos días se convierte en la capital de la fiesta, pues además de celebrar el único carnaval en esas fechas en toda España, celebra la Navidad.

Son numerosas las actividades que también se celebran estos días, bailes de máscaras como el que se lleva en el Casino, así como los recorridos que grupos de jóvenes vestidos de viejos llevan a cabo por las calles pidiendo el aguinaldo y cantando al son de panderetas y zambombas.

El carnaval navideño de Alcázar de San Juan se cierra con el tradicional Entierro de la Sardina. El duelo se inicia de manera inevitable, teniendo en cuenta el final de la Sardina. Tras él, comienza el desfile del entierro donde todos los dolientes, viudos y viudas, caminan por las calles de la ciudad desde la Casa de la Cultura hasta la Plaza de Toros, donde será quemada Doña Sardina acompañada de los Peleles.

Este fuego simboliza que el mal arde y desaparece para dar paso al bien.

Una fiesta muy divertida que se celebra en una fecha un tanto peculiar. Ahí es donde reside la esencia de las ciudades, en sus tradiciones, en sus gentes  y en su manera de vivirlas. Costumbres y tradiciones que simbolizan mucho y que las hacen ser únicas.

Un muy buen plan para hacer una escapada estos días fríos de Navidad. Una forma diferente de vivir y entender la Navidad y que a los peques les encantará.

No hay nada mejor que disfrutar del espíritu navideño tras una máscara, ¿verdad?

Pues ya lo sabes, desde QdOcio te animamos a que descubras, si no lo has hecho ya, este singular Carnaval, único en España. Una fiesta pensada para el disfrute de grandes y pequeños.

Una oportunidad única de hacer cosas diferentes en estas fiestas navideñas. Máscaras, comparsas, desfiles, ilusión y diversión están garantizadas en Carnavalcazar ¿Te animas?

    

Comentarios