jueves. 23.05.2024

¿Cuáles son los dulces típicos manchegos para el Día de Todos los Santos? Deja de hacerte esta pregunta, la respuesta la tenemos.

  1. Buñuelos, la tentación frita
  2. Nuégados, un dulce de harina y miel
  3. Huesos de Santo, un manjar de tradición

 

Al igual que ocurre en otras comunidades, el Día de Todos los Santos es una festividad muy especial en Castilla-La Mancha. Y como en cualquier celebración, la gastronomía desempeña un papel muy importante.

Prepárate para una ruta de dulce, con estos postres típicos manchegos te chuparás los dedos, sí o sí. Sabor y tradición en un solo bocado.

Buñuelos, la tentación frita

Si el dulce te flipa, los buñuelos no pueden faltar en la celebración del Día de Todos los Santos en Castilla-La Mancha.

Seguro que te estás preguntando cómo se hacen los buñuelos típicos manchegos, pues si es sí, te contamos que estos pequeños bocados se elaboran con una masa a base de harina, leche, huevo, y en ocasiones, un toque de anís.

La masa se fríe hasta que se vuelve dorada y se sirven espolvoreados con azúcar glas. Esponjosos por dentro y crujientes por fuera, son deliciosos. Sólo tienes que elegir el relleno: nata, crema o chocolate. Difícil elección, lo sabemos.

Un tentempié perfecto para cualquier momento, ya sea en “modo postre” o en “modo en cuando apetezca”. Tú decides.  

Dulces manchegos, gastronomía en formato postre
Dulces manchegos, gastronomía en formato postre

Nuégados, un dulce de harina y miel

Ya conoces los buñuelos, ahora es el momento de que hagas lo propio con los nuégados. A cuál, mejor.

Este dulce típico cuenta con muy poquitos ingredientes y sencillos, pero que dan un resultado, verdaderamente, espectacular.

Para elaborar los nuégados sólo es necesario huevos, harina, vinagre, azúcar, aceite, levadura, ralladura de limón y miel. Una tradición gastronómica que ha pasado de generación en generación en La Mancha.

Un dulce en forma de bolitas con los que si sabes cuándo empiezas, pero no cuándo vas a conseguir terminar. Necesitarás mucha fuerza de voluntad.

Huesos de Santo, un manjar con tradición

Los huesos de santo, al igual que ocurre en otras regiones, en uno de los dulces típicos manchegos en el Día de Todos los Santos. Un clásico.

Estos riquísimos dulces tienen forma alargada y cilíndrica, originalmente rellenos de dulce de yema que se moldean simulando tibias, de ahí el curioso nombre.

Una verdadera delicia que no puede faltar durante estos días en tu mesa. Un sabor suave y dulce que contrasta con la textura del mazapán. Una tentación muy difícil de esquivar.

Como puedes ver, la celebración del Día de Todos los Santos en Castilla-La Mancha va más allá de lo puramente religioso. Es una ocasión para reunirse con la familia, visitar a los que ya no están y compartir los dulces típicos de esta fecha.

Los buñuelos, nuégados y huesos de santo son un exponente más de esta tierra. Si vas a pasar esta fecha en Castilla-La Mancha, asegúrate de probar estas delicias gastronómicas y olvídate de contar calorías.