Miércoles 23.01.2019

10 datos curiosos que no conocías del Carnaval

El Carnaval es una fiesta donde la diversión y la curiosidad están garantizadas...

Curiosidades sobre el Carnaval
Curiosidades sobre el Carnaval

El Carnaval es tiempo de diversión, de música, de baile y de disfraces, y en este artículo te vamos a contar algunas curiosidades sobre él que quizás no conozcas.

La gran fiesta del Carnaval esta muy cerca, espero que ya tengas preparado el disfraz...y si no es así, ve pensando en ello, que el tiempo "corre que se las pela" 

Como en QdOcio nos gusta descubrir cosas interesantes, hoy te traemos curiosidades y datos sobre el Carnaval que quizá no conozcas.

Empezamos...

1. El Carnaval en el nuevo mundo.

Como muchas otras cosas el Carnaval y sus tradiciones llegaron al continente americano de la mano de los conquistadores.

El explorador extremeño Hernán Cortés lo llevó a México hace más de 500 años y cuentan que llegó a pedir fondos a la Corona Española para poder celebrarlo como mandaba la tradición.

Unidas a las tradiciones europeas, las costumbres de los países hispanoamericanos y la herencia africana de estos lugares, han dado lugar en estas latitudes unos carnavales con unas características especiales.

2. Tradicional en los países católicos.

A pesar de ser una fiesta de origen pagano, y que tiene sus raíces en rebelarse contra los poderes como la Iglesia, los países con mayor tradición carnavalera son los católicos.

De hecho en Asia esta fiesta apenas tiene repercusión.

El que esté arraigado en países, eminentemente católicos, ha condicionado su continuidad a lo largo de la historia.

Al estar todo permitido, la autoridad eclesiástica lo ha prohibido en varias ocasiones en estos países.

3. Una fiesta que empieza con un apagón

En la ciudad suiza de Basilea, el lunes siguiente al miércoles de Ceniza, a las cuatro de la mañana, tamborileros y flautistas comienzan a tocar y bailar con lamparillas en la cabeza en medio de la oscuridad, por el casco antiguo de la ciudad.

El carnaval de Basilea se ha convertido en la fiesta más importante de Suiza, ya que cada año congrega a más de 15000 máscaras.

4. El Carnaval japonés.

Aunque se suele decir que Asia es el único continente donde no se celebra el Carnaval, esto no es del todo cierto.

En Japón cada mes de agosto se celebra el festival Awa Odori.

Es uno de los más antiguos, más incluso que el de Río de Janeiro, pues viene celebrándose desde hace más de 400 años.

En la pequeña isla de Shikoku, en Tokushima, se reúnen cada año más de un millón de personas que disfrutan por las calles de bailes ancestrales.

Ataviados con trajes tradicionales, a los participantes en los desfiles se suman en las coreografías todos los espectadores.

5. El carnaval de Colonia

En esta ciudad alemana el Carnaval es una fiesta grande con aires de reivindicación.

Da comienzo el día 11 de noviembre a las 11:11 de la mañana, una fecha, cuanto menos, curiosa.

Aunque en realidad las verdaderas celebraciones no se dan hasta el mes de febrero.

Destacan entre otras, dos jornadas, la primera el 8 de febrero, jueves de carnaval.

En este día las mujeres acuden a sus lugares de trabajo disfrazadas y tijera en mano.

Y ojo, a aquellos que se crucen en su camino, podrán perder su corbata de un tijeretazo o si no la llevan, puede ser aún peor.

Serán acusados de extranjeros, de no conocer las costumbres y por lo tanto de aguafiestas.

Es una costumbre símbolo de la igualdad entre hombres y mujeres.

En este día se convierten en las reinas de la fiesta, recibiendo incluso las llaves de la ciudad.

Otra de las jornadas importantes del Carnaval de Colonia es el lunes, llamado lunes de las Rosas.

Este día se celebran multitudinarios desfiles de carrozas y disfraces por las calles de la ciudad.

6. Máscaras con historia

Seguro que todos hemos visto alguna vez esas maravillosas máscaras venecianas con la nariz larga como un pico.

Según cuentan, su origen proviene de las máscaras que utilizaban los médicos durante los años en los que la peste asoló Europa.

Dentro de esas prominentes narices los doctores guardaban pañuelos impregnados en aceites perfumados que les hacían sobrellevar el mal olor de los enfermos.

Máscaras con historia

7. El Mardi Gras

En Estados Unidos, el máximo exponente del Carnaval se encuentra en Nueva Orleans, Loisiana.

Con orígenes franceses esta ciudad, cuna del jazz, cada mes de febrero o marzo, coincidiendo con los días previos a la Cuaresma celebran el Mardi Gras.

Etimológicamente significa "Martes Gordo", deriva de las lenguas romance y hace referencia a los banquetes de carnes del martes de Carnaval antes de las prohibiciones de la Cuaresma.

En días previos y el propio martes de carnaval, por las calles del centro de Nueva Orleans, sobre todo en el Barrio Francés, se suceden desfiles con carrozas y disfraces para disfrute de los miles de turistas que cada año acuden a estos carnavales a ritmo de jazz.

8. Carnavales de interés turístico internacional

Tres son los carnavales españoles que cuentan con esta distinción internacional, el carnaval de Cádiz, el Carnaval de Águilas en Murcia y, por supuesto, el de Santa Cruz de Tenerife.

Del Carnaval de Cádiz se tiene constancia documentada desde el siglo XVI.

Además son muchas las similitudes entre el gaditano y los carnavales de Venecia, puesto que los primeros carnavales pudieron ser organizados por los comerciantes italianos afincados en esta zona en el siglo XV.

Por su parte en Águilas, provincia de Murcia, el carnaval se vive intensamente tanto de día como de noche.

Los carnavaleros desfilan por sus calles a ritmo de la música y la Musa o reina del Carnaval todos los años es la representación máxima de la fiesta.

Uno de los momentos álgidos de la fiesta es la batalla entre Don Carnal y Doña Cuaresmas el sábado antes de que comiencen las fiestas.

Doña Cuaresma sale derrotada del envite y concede una semana de tregua donde se dará lugar a la celebración.


9. El entierro de la Sardina.

La mayoría de los carnavales españoles acaban con una fogata.

Dejamos arder una sardina, aunque en algunos lugares este símbolo cambia y en otros no se celebran hogueras sino que este acto simbólico se transforma en un enterramiento.

Hay distintas teorías sobre el origen de esta celebración, en primer lugar el hecho de pasar a fuego podría considerarse una llamada de atención al orden.

Tras unos días de locura y desenfreno el fuego llama a la reflexión sobre los pecados cometidos.

También hay quien piensa que la quema de la sardina es un acto de reivindicación.

Don Carnal ha sido vencido por Doña Cuaresma, y se avecinan semanas de restricciones, ayunos y prohibiciones de comer carne, por lo que quemamos la sardina para mostrar nuestro descontento.

La celebración del entierro de la sardina, como todos sabéis, comienza con un desfile de duelo, que recorrerá las calles de nuestras ciudades.

Doña Sardina, de cuerpo presente, en su ataúd, irá acompañada de un cortejo de dolientes, que se lamentan descolados por el fin de una de las fiestas más divertidas del año.

Curiosidades del Carnaval

10. El miedo de Napoleón.

A pesar de invadir y conquistar toda la Europa del siglo XVIII, Napoleón Bonaparte sintió gran temor cuando ocupó Venecia en la época del Carnaval.

El emperador francés ante el miedo a que, amparados por las máscaras, el anonimato y los grandes tumultos, se pudieran producir atentados contra su persona, optó directamente por prohibir la fiesta.

Con esta medida las hermosas calles de Venecia y sus canales se vieron privados de la magia y el color del Carnaval.

Ya habéis visto que a esta fiesta no le faltan datos curiosos.

En QdOcio esperamos que hayáis aprendido algo nuevo sobre los Carnavales y que empecéis a prepararos para los de 2018 que están a la vuelta de la esquina.

Nosotros ya tenemos preparada nuestra máscara ¿Y tu?

Comentarios