viernes. 19.04.2024

Qué ver en Guadalajara en un día: un sinfín de rincones te esperan en tu visita. No te pierdas ninguno.

  1. Palacio del Infantado
  2. Panteón de la Condesa de La Vega
  3. Torreón de Alvar Fáñez
  4. Palacio de la Cotilla
  5. Concatedral de Guadalajara

Puede que sea de las ciudades más desconocidas de nuestro país, un adjetivo que no le hace justicia, puesto que su patrimonio histórico, cultural y gastronómico es increíble.

Si no has visitado aún esta ciudad, es momento de hacerlo: Castilla-La Mancha es una región que sorprende y nunca defrauda.

Ve eligiendo la fecha y la compañía, nosotros vamos con los planes. Ve apuntando todo lo que ver en Guadalajara en un día (o los que surjan). Corres el riesgo de quedarte más que de uno.

Palacio del Infantado

Sin duda alguna, un imprescindible en Guadalajara. Una parada más que obligatoria en tu visita.

El monumento más hermoso de la ciudad se alza sobre la plaza España: el Palacio de los Duques del Infantado, una muestra singular que le ha llevado a ser considerado como único en su género.

Construido a instancia del II Duque del Infantado, por el arquitecto Juan Guas y el tallista Egas Coeman, este edificio gótico, con elementos renacentistas de finales del siglo XV, es una mezcla entre palacio y fortaleza. El resultado, sencillamente espectacular.

Tal es su belleza, que los reyes Felipe II y Felipe V lo utilizaron para celebrar sus bodas.

En tu paso por el palacio, dedícale tiempo a observar su monumental fachada y el patio de los Leones, lo más espectacular que ver en Guadalajara. Desconecta por su extenso jardín y admira el entorno.

Un detalle que no debes olvidar, en su interior encontrarás el Museo de Guadalajara, que ocupa la totalidad del palacio.

¿Con ganas de más? Pues si es así, vamos con más lugares imprescindibles que ver en Guadalajara.

Puente de diciembre 2018 en Cuenca
Lugares que ver en Guadalajara

Panteón de la Condesa de La Vega

Esta parada no puede faltar en tu paso por Guadalajara. Un lugar que puede presumir de belleza singular. Claro que si por fuera es bonito, por dentro te dejará sin palabras

Este panteón fue construido por la condesa de la Vega del Pozo y duquesa de Sevillano. Una aristócrata muy querida por la ciudad.

Es uno de los iconos de la ciudad de Guadalajara. Debido a su grandeza y a que los alrededores están despejados, esta imponente construcción irrumpe y no deja a nadie indiferente.

De estilo bizantino, este coqueto edificio guarda un tesoro escultórico en su interior. Subráyalo en tu lista de cosas que ver en Guadalajara en un día.

Torreón de Alvar Fáñez

No olvides toparte con uno de los pocos restos que quedan en pie de la muralla califal que rodeó la ciudad.

Muy probablemente del siglo XIV, una torre pentagonal que defendía una de las puertas de la ciudad, también llamada Puerta de la Feria o del Cristo de la Feria.

Su nombre recuerda la leyenda de la reconquista de la ciudad por Alvar Fáñez en el año 1085.

Palacio de la Cotilla

Otro imprescindible que ver en Guadalajara: edificio datado del siglo XVII y residencia de los Marqueses de Villamejor.

La influencia de Marsella, lugar donde esta pareja vivió durante un tiempo, se deja notar en este rincón de Guadalajara.

Allí los marqueses compraron una colección de papel de arroz con motivos decorativos chinos.

A su vuelta decoraron las paredes del Salón Chino, un lugar singular que seguro te sorprenderá. Lo exótico, mola.

Como ves, la gran desconocida resultó ser un lugar de lo más interesante. Ten cuidado, quien la visita, repite. Para tu vuelta, tenemos muchos más planes. 

De momento seguimos con otra de visita que no puede faltar en tu recorrido por la ciudad.¿Preparado?

Concatedral de Guadalajara

Este templo de estilo mudéjar, sobre una mezquita, fue construido durante el siglo XIV.

A tu llegada, al templo principal que ver en Guadalajara, encontrarás un edificio que por dentro presume de sobriedad. Demasiada, quizás, si la comparamos con otras iglesias manchegas.

Un lugar perfecto para desconectar del mundanal ruido y reconciliarse con uno mismo. La tranquilidad, a veces, no está contraindicada.

Hasta aquí nuestro paseo por Guadalajara. Recuerda que no están todos los que son, pero los que están, merecen un tiempo para disfrutarlos.

Ya conoces qué ver en Guadalajara capital en un día o dos, tú decides el tiempo que te dedicas y le dedicas al turismo de la región. Feliz escapada.