jueves 21.11.2019

Guía y agenda de las procesiones de Semana Santa 2018

Esta Semana Santa Castilla-La Mancha bien merece una visita. Para que no te pierdas nada, aquí te contamos qué procesiones tienes que ver en estos días.

Guía de procesiones en Castilla-La Mancha 2018
Guía de procesiones en Castilla-La Mancha 2018

Si esta Semana Santa has pensado visitar Castilla-La Mancha, aquí te contamos qué procesiones no puedes perderte. 

 

La Semana Santa está a la vuelta de la esquina, y como todos los años, Castilla-La Mancha se pone bonita para recibir a todo aquel que quiera compartir, con ella, su Semana de Pasión. 

Nuestra región siente su Semana Santa de una manera muy especial. 

A golpe de tradición, cada uno de sus rincones respiran devoción y emotividad, rincones por donde pasan, año tras año, sus principales pasos procesionales. 

 

Para que no te pierdas nada, QdOcio te deja una selección sobre algunas de las procesiones más emotivas y especiales de nuestra Semana Santa. 

Comenzamos...

 

1. NIÑOS EN PROCESIÓN EN ALBACETE

La Semana Santa en Castilla-La Mancha es muy grande, pero para que siga siendo así, también tiene que ser pequeñita.

Los más pequeños serán los adultos de mañana y los encargados de seguir manteniendo viva la tradición, para ello, nada mejor que dejarles ser protagonistas. 

En Albacete ya lo son, pues en la tarde de cada Lunes Santo (17:30 horas), son los responsables de una de las procesiones más bonitas y entrañables de nuestra región.

Bajo el título "Dejad que los Niños se acerquen a Mí", en esta procesión, donde los peques no levantan un palmo del suelo, las cofradías participan con réplicas, a pequeña escala, de algunas de sus imágenes.

En esta ocasión son portadas por los niños y niñas que participan en la misma, además algo que no puede faltar en esta Semana Santa tan pequeñita, son los caramelos. 

Y es que durante el recorrido, los nazarenos los reparten entre los más pequeños.

Sin duda, una experiencia única y muy dulce para vivir, desde el otro lado la Semana Santa de Albacete, declarada de Interés Turístico Nacional.

Y estando en Albacete, una cita ineludible sería visitar Hellín y Tobarra, dos escenarios donde el fervor religioso se vive a golpe de tambor. 

2. LA PROCESIÓN DE LAS TURBAS DE CUENCA

La Semana Santa en Cuenca, declarada de Interés Turístico Internacional,  es sencillamente impresionante. Una manera muy especial de vivir la devoción. 

Y entre todas las procesiones que dan vida a la ciudad durante esos días, el desfile del Cristo del Calvario, conocida popularmente como las Turbas, se convierte en una visita obligada.

Esta procesión se remonta a 1616, y es la que cuenta con más matices de la Semana Santa conquense.

Si bien es cierto hay que recordar que las turbas son un componente más de la procesión. 

Al amanecer del Viernes Santo, los turbos, vestidos con las túnicas de sus hermandades, rememoran, desde el más profundo respeto, la burla que sufrió Jesús, camino al monte Calvario para su crucifixión. 

Una burla donde el sonido más estruendo es el único encargado de escenificarla.

Lo primero que llama la atención es el capuz de los turbos, que en lugar de ir armado como el resto de nazarenos de otras hermandades, va atado al cuello y con la cara descubierta.

Portan tambor enlutado o clarín, y a las 5:30 de la madrugada el estruendo irrumpe, tomando la Plaza del Salvador, hasta que el más conmovedor silencio sobrecoge a todos con la llegada de la Virgen de la Soledad. 

Un alarde de emociones y sentimientos difíciles de explicar a quien no ha tenido la suerte de poder vivir esta emotiva madrugada. 

Debido a las horas a las que se celebra esta procesión, es conocida como "la procesión de los borrachos".

Semana Santa. Las Turbas en Cuenca

Sin duda, un alto en el camino si esta Semana Santa la vives en Castilla-La Mancha

 

3. PROCESIÓN DE LAS CARRACAS EN QUINTANAR DE LA ORDEN (TOLEDO)

La noche de Miércoles Santo en Quintanar de la Orden se vive de una manera diferente, un alarde de fe contenida que rompe con un ruido estremecedor, el de las carracas. 

En esta procesión, los nazarenos, vestidos con hábito marrón y capuchón claro, acompañan a la imagen del Cristo de la Humildad, portando carracas que hacen sonar durante todo el recorrido. 

El ruido ensordecedor de las carracas emulan el escándalo y vocerío del pueblo de Israel cuando Jesús, ante Pilatos, fue juzgado y condenado a muerte en la cruz. 

Una procesión que impregna simbolismo a la Semana Santa de esta localidad toledana, pues desde que el Cristo sale, portado en andas, y a pesar del estruendo ruido, el silencio y el sobrecogimiento, se convierten en la nota más predominante. 

El Cristo de la Humildad, humillado con las manos atadas, caña entre los brazos y con manto de color púrpura, cuenta con una gran devoción en Quintanar de la Orden. 

Si en estas fechas estás por la localidad, no desaproveches la oportunidad de disfrutar de esta sentida manifestación de fe, la Procesión de las Carracas 

 

4. LA PROCESIÓN DE CRISTO REDENTOR EN TOLEDO 

La Semana Santa de Toledo, sobrecoge, una semana de pasión espectacular, declarada de Interés Turístico Internacional y que se convierte en una cita ineludible.

La ciudad de Toledo está llena de secretos y leyendas, si quieres desvelar el "misterio" de su Semana Santa, visítala, pero hazlo sin prisa, así se ve aún más bonita.

Pocas ciudades combinan de forma magistral su entorno urbano con los desfiles procesionales, y muchas son las citas que no te puedes perder.

De entre todas, os acercamos a una de las más famosas, la procesión de Cristo Redentor

Las estrechas y recovecas calles de la ciudad lo reciben a su paso, engalanadas de fe y de máximo recogimiento. 

La Semana Santa procesiona por las calles de Toledo

A las 23:30 de Miércoles Santo parte del monasterio de Santo Domingo el Real, lugar donde las monjas lo veneran y cuidan desde 1859.

La imagen representa a Cristo en una de sus caídas camino del Calvario. Un paso, cuyo autor, supo captar, excepcionalmente, el momento.

Un rostro desencajado por la ansiedad que genera el agotamiento, un mano izquierda sobre la cruz, y la derecha intentando sostener la caída.

Una procesión donde los costaleros deben emplearse a fondo y echar mano de habilidad, pues hay tramos, como el paso por el cobertizo de Santa Clara, donde pasan de rodillas. 

Como puedes ver, la Pasión tiene muchas versiones en Castilla-La Mancha

 

5. LA PROCESIÓN DE "LA MADRUGÁ" EN VALDEPEÑAS (CIUDAD REAL)

Una de las procesiones más emblemáticas de la ciudad de Valdepeñas es, sin duda, su procesión de "La Madrugá".

Semana Santa. Procesión La Madrugá Valdepeñas

Una procesión que tiene lugar en la madrugada del Jueves al Viernes Santo, y que, año tras año, sigue siendo una de las más emotivas y visitadas de la localidad.

Y es que la devoción que se tiene por Nuestro Padre Jesús Nazareno en Valdepeñas, encuentra su punto más álgido en su Semana Santa. 

A las 5:00 de la mañana, Nuestro Padre Jesús Nazareno Rescatado sale del Convento de los Trinitarios, escoltado por un sinfín de nazarenos que lo acompañan hasta la Plaza de España, donde se encontrará con Nuestra Señora del Mayor Dolor en Su Soledad. 

Y ahí, en el corazón de la ciudad, en la más absoluta oscuridad y donde el silencio se impone, tiene lugar el Encuentro, el esperado y sobrecogedor encuentro de una madre con su hijo. 

Parece como si el tiempo se parase, como si los fieles no estuviesen, sólo ellos dos, hablándose en silencio con un juego de luces que sólo ellos entienden, pero que todos al final intuyen.

Un alarde de emoción contenida presa del silencio y que un año más volverá a quedar en la retina de todos los asistentes.

Una vez terminado el esperadísimo encuentro, la procesión continúa por las frías calles de Valdepeñas, llenas de fieles a su paso, que una vez más, han formado parte de la procesión del Silencio. 

6. LA PROCESIÓN DEL SILENCIO Y SANTO ENTIERRO (GUADALAJARA)

La Semana Santa de Guadalajara, declarada de Interés Turístico Regional, destaca por su sobriedad y por la solemnidad de sus procesiones.  

Una manera de sentir y vivir diferente el Viernes Santo, donde los sentimientos impregnados del más puro fervor religioso, hacen única a esta Semana de Pasión.

Muchas son las expresiones de devoción que a modo de desfiles procesionales vagan por las calles de la ciudad alcarreña. 

Una de ellas es la Procesión del Silencio y Santo Entierro, que inicia su recorrido a las 20:00 horas en la Concatedral de Santa María.

Semana Santa Guadalajara

La belleza de los pasos procesionales, unida a silencio extremo, el fervor y la emotividad de los asistentes, dan como resultado un escenario único. 

En el recorrido participan todas las Cofradías y Hermandades  que procesionan en la Semana Santa de Guadalajara. 

Pero Guadalajara es mucho más, y por ello, no podemos dejar de señalar dos citas imprescindibles en la provincia. 

La primera sería en Budía, donde los Soldados de Cristo preparan el Vía Crucis de Viernes Santo y después, en la procesión del Entierro, llevarán sobre sus hombros el "Sepulcro de Cristo"

Antes de que anochezca se colocarán antorchas desde la iglesia hasta la ermita de la Soledad, y a las 23:00 horas se apagarán todas las luces del pueblo para dar comienzo, así, a la procesión de las Antorchas. 

La imagen de la Dolorosa irá acompañada a golpe de lanzas de los soldados contra el suelo. Un espectáculo sobrecogedor, donde lo profano y lo litúrgico se dan cita. 

La segunda cita es la Pasión Viviente de Hiendelaencina, donde un pueblo entero se une para rememorar el pasado.

Semana Santa. Pasión Viviente Hiendelaencia

Un escenificación cuidada al detalle que permite al visitante formar parte de la historia. 

 

7. LA PROCESIÓN DE LA SANTA CENA EN CIUDAD REAL 

En la tarde de Jueves Santo tiene lugar la salida procesional de "La Santa Cena", uno de los momentos más representativos de la Semana de Pasión.

La Semana Santa de Ciudad Real, declarada de Interés Turístico Nacional, ofrece una belleza extrema en sus pasos, donde conviven el arte y la devoción.

El paso de "la Cena", como se la conoce, es sencillamente espectacular, un conjunto escultórico donde entorno a una mesa se encuentra Jesús, de pie, junto a sus discípulos.  

Semana Santa. Santa Cena

El paso de misterio representa a Jesús en el momento en el que bendice el pan en la última cena, siendo el mayor y el de mayor peso de toda la Semana Santa de Ciudad Real. 

Y acompañando a la Última Cena, María Santísima del Dulce Nombre, una dolorosa bajo palio.  

Una procesión que irrumpe por las calles de la ciudad presidiendo con solemnidad cada uno de sus rincones.

Si quieres disfrutar de esta procesión, aún más, los sitios recomendados para verla son la calle Toledo, el Pasaje de la Merced y el camarín de la Virgen del Prado.

Hasta aquí nuestro recorrido de hoy por algunas de las más bonitas e impresionantes procesiones que debes visitar en estas fechas en Castilla-La Mancha.

Sabemos que no están todas, pero las que están son espectaculares...Este es el precio de tener una región tan bonita como la nuestra. 

 

Comentarios