Miércoles 23.01.2019

La Borricá de Torrenueva saca su bandera un año más

La riqueza de nuestra región está presente en cada uno de sus rincones, pero también en sus tradiciones. Hoy te acercamos a Torrenueva para que conozcas su Borricá...

 

La Borricá en Torrenueva
La Borricá en Torrenueva

Castilla-La Mancha sorprende, pero ya no solo por sus rincones únicos, sino por sus gentes, e irremediablemente, por sus tradiciones. Hoy os vamos a llevar a Torrenueva a que conozcáis una de ellas, La Borricá.

Para los que visitan la localidad ese día, La Borricá se siente como una fiesta, pero para los vecinos de Torrenueva ese día es muchísimo más que un acto festivo.

Es un sentimiento profundo, unas gracias infinitas y una creencia profunda y sincera...

La fiesta de La Borricá se celebra el martes de Carnaval 

 

LA BORRICÁ

La Borricá se declaró como Fiesta de Interés Turístico Regional en el año 2014.

Año tras año, atrae a numerosos visitantes que se acercan para conocer y compartir esta ancestral tradición en honor de las Santas Ánimas del Purgatorio

Si hay un sonido característico y que anuncia el comienzo de esta tradición, ese no es otro que el sonido del tambor. 

Un sonido que golpea todos los martes de Carnaval y que se escucha, institucionalmente, por las calles de Torrenueva desde 1964. 

El origen de esta fiesta se remonta a la Cofradía de Ánimas de los siglos XVI y XVII.

Esta fiesta cuenta con un sentido religioso y una finalidad clara, el agradecimiento.

Durante esta fiesta se intercede con oraciones, novenas y misas por las benditas ánimas del purgatorio.

Un día lleno de emociones compartidas, de recuerdos por revivir, y, sobre todo, un día lleno de agradecimiento infinito.

La vida en ocasiones golpea fuerte, muchas veces sin esperarlo, y ante esa realidad, te aferras a esa ayuda que se convierte en la única salida.

Encomendarse a las Ánimas Benditas del Purgatorio. 

Esta es la única forma de llegar a entender este día, y esta fiesta. 

 

EL ABANDERADO

Todos los años hay un abanderado, que es el autor de la promesa o en representación de otra persona, que tras acogerse a la ayuda divina y verse beneficiado, se compromete a sacar la bandera. 

Si el sonido del tambor es el característico de esta fiesta, la bandera es el elemento emblemático.

La bandera está realizada en paño negro y en ella se ven dos tibias cruzadas y una calavera de color amarillo.

Recorrido de La Borricá en Torrenueva

Llevada al hombro sobre la cabalgadura, el abanderado recorre las calles, todas las ermitas de la localidad para dirigirse, finalmente, al cementerio del pueblo 

Todo el mundo debe de saber que el abanderado ha sido escuchado y beneficiado por mediación de las Benditas Ánimas del Purgatorio, por ello debe llevar ondeando la bandera.

Un sentimiento de agradecimiento compartido con todos los presentes. 

LA BORRICÁ PASO A PASO

8:00 horas 

A las 8 de la mañana con el primer toque de Ánimas, la bandera se coloca en el balcón de la persona que hecho la promesa. 

Ahí permanecerá hasta las dos de la tarde, momento del segundo toque de ánimas.

12:00 horas

A esta hora, el abanderado muy bien acompañado por sus familiares, amigos y vecinos de la localidad se dirige a la Iglesia Parroquial donde se celebra un funeral por los difuntos. 

14:00 horas 

A esta hora se escuchan los acordes del himno nacional y el abanderado y su familia recogen la bandera sobrecogidos por la emoción.

En ese instante se respira un ambiente de respeto y gran devoción, donde los presentes se suman al sentimiento de la familia. 

Hay quien dice que en ese momento los caballos se calman y el silencio reina en toda la calle.

Un momento único difícil de explicar, para poder entenderlo, hay que vivirlo. 

Posteriormente, y ya a lomos de su caballo, el abanderado recibe la bandera.

A continuación, los jinetes que acompañan al abanderado muestran su respeto a la bandera, besándola uno a uno. 

A partir de ese momento y siguiendo las directrices del tambor, se inicia el recorrido. 

En la actualidad, el recorrido se realiza a caballo, pero, antiguamente, se hacia en mulas y burros, de ahí el nombre de la fiesta, La "Borricá".

El abanderado sobre su montura es seguido por otro familiar, también a caballo, que portará el bastón de mando y de un tercer jinete que lleva el tambor.

El cortejo, formado por más de un centenar de jinetes, se dirigen junto con el abanderado a la Plaza de España, donde el párroco oficia un responso a favor de las Ánimas Benditas. 

Una vez terminado éste recorrerán las calles, visitando todas las ermitas, llegando al cementerio donde rezarán una oración por las almas de los difuntos. 

Para retomar fuerzas, los jinetes, y todo aquel que quiera, pasarán por la casa del abanderado a degustar los dulces y demás ágapes preparados días antes para la ocasión.

La limoná, los frutos secos, así como una gran variedad de dulces manchegos se dan cita en ese día también. 

Un convite para el martes de Carnaval que no sólo disfrutan los vecinos, sino todo aquel que quiera acercarse en ese día a Torrenueva para vivir La Borricá. 

18:00 horas 

Sobre las seis de la tarde, al tercer toque de Ánimas, "se llama a ofrecer", es el momento de la Ofrenda, el más importante de la fiesta. 

El párroco en la puerta de la casa parroquial espera, bandeja en mano" al séquito de jinetes con el abanderado a la cabeza. 

Allí el abanderado y su familia entregan, la bandera al párroco, un momento de gran emoción que es compartido por todos los asistentes y qué solo lo interrumpen los sinceros aplausos. 

Después pasa el portador del bastón. 

A continuación, todos los vecinos que habían ofrecido una "bandera de bolsillo", agradecimiento a las Ánimas Benditas por promesas menores, las entregan con sus donativos. 

Estos donativos se emplean para la comunidad parroquial.

 

FIN DE LA FIESTA: LA QUEMA DEL PELELE

El fin de fiesta llega con la quema del "pelele", símbolo de las Almas malas.

Al caer la tarde, el fuego entra en escena acabando con lo malo, así como poniendo fin a una jornada muy especial.

La Borricá llega a su final, y como no podía ser de otra manera, lo hace de la mano de otro momento simbólico. 

A partir de él, comienza la cuenta atrás para volver a disfrutar de esta fiesta tan singular y tan emotiva. 

Momento de La Borricá en Torrenueva

 

LA BORRICÁ, UN SENTIMIENTO 

La designación de La Borricá como una Fiesta de Interés Turístico Regional supone un reconocimiento a la labor del pueblo de Torrenueva.

Una labor que ha sabido mantener y proteger, generación tras generación, esta tradición tan anclada en la creencias de esta localidad. 

Una fiesta que cuenta con tres elementos simbólicos, la bandera, el bastón de mando y el tambor.

Lo demás, es devoción, fervor, respeto y mucho cariño...

El martes de Carnaval en Torrenueva es el día grande, es el día de todos, el día de La Borricá. 

Una fiesta que lleva implícita una tradición que hay que vivir para entenderla, una emoción difícil de contar. 

 

Como veis, Castilla-La Mancha cuenta con un amplio patrimonio en tradiciones, si quieres conocer más, aquí te dejamos unos enlaces que te pueden interesar...

- La Fiesta de la Vaca "corre" de nuevo en San Pablo de los Montes

La Romería de San Blas en Moral de Calatrava

La Endiablada y sus cencerros vuelven a Almonacid del Marquesado

 


 

Comentarios