Miércoles 23.01.2019
10 de febrero

Los Diablos toman el Carnaval de Luzón con sus cencerros y tiznados

En Carnaval hay mucho eventos, pero si quieres vivir una experiencia única, ven a Luzón en Guadalajara. Los diablos te están esperando.

 

Diablos de Luzón
Diablos de Luzón

Este fin de semana de Carnaval os invitamos a una fiesta diferente, casi de miedo...los diablos se apoderan de la pequeña localidad de Luzón en Guadalajara. 

La cita el sábado día 10 de febrero...

"Una vez al año, los diablos abandonan el vientre de la Madre Tierra, a través de una grieta que nadie conoce. Un estruendo de cencerros anuncia a vecinos y forasteros la llegada de los portadores de un misterio ancestral. Una mezcla de hollín y aceite marca el rostro de los que se dejan atrapar....

Otros, corriendo despavoridos por las callejuelas, van a taparse con mascaritas que vagan sin dirección, sin expresión alguna, portadoras quizás de un secreto mudo". 

Así de contundente reza la leyenda que se haya en el Museo de las Tradiciones de Luzón.

Esta pequeña localidad de la Alcarria cuenta con el más intenso y oscuro Carnaval de la Región, declarado de Interés Turístico Regional.

El origen es incierto y, como el del mismo diablo, se remonta al inicio de los tiempos.

Los primeros datos de la fiesta hay que buscarlos en el siglo XIV.

Aunque es en la década de los 90 del siglo pasado, cuando ha vuelto a cobrar protagonismo y se han rescatado las viejas tradiciones de esta fiesta.

Castilla-La Mancha cuenta con un rico patrimonio en tradiciones ancestrales, para muestra, un botón...aquí tienes algunas

La Borricá de Torrenueva saca su bandera un año más

- La Endiablada y sus cencerros vuelve a Almonacid del Marquesado

 

LOS DIABLOS SE PREPARAN...

Los diablos siguen todo un ritual en su preparación.

Primero protegen su piel con crema, para después embadurnarse con una mezcla de hollín y aceite que les dará ese negro brillante tan aterrador.

Se colocan a continuación una dentadura postiza de patatas y sobre la cabeza, bien amarrada una cornamenta de toro o buey.

Ataviados con ropas holgadas de negro intenso, rematan el atuendo con un enorme cencerro atado a la cintura...la espeluznante banda sonora de la fiesta.

El sábado de carnaval todo el pueblo se congrega en la plaza, expectante y temeroso.

A las cinco en punto de la tarde, comienza a escucharse el estruendo de los cencerros.

Una procesión de sombras negras hacen su entrada en el pueblo...los diablos, tiznados de hollín. 

Danzan alrededor de los atemorizados espectadores y si no has venido disfrazado a la cita… quedarás marcado, te tiznarán de hollín.

Pero este singular festejo carnavalero tiene otras protagonistas, las mascaritas.

Son personas disfrazadas con trajes tradicionales, que cubre su rostro con trapos blancos.

Tan solo dos minúsculos agujeros por ojos y una insinuada boca. No por ir de blanco son menos escalofriantes.

Los diablos tienen prohibido tocarlas y si alguno se despista, las mascaritas portan un bastón con el que golpearán al diablo para recordarle su inmunidad.

Acompañados de la música de la dulzaina la comitiva desfila por la plaza, la iglesia y el monumento dedicado a los diablos.

Todos regresan a la plaza y, al caer la noche, los cencerros dejan de sonar, los demonios regresan a las profundidades de la tierra.

Necesitan descansar y prepararse para rondar de nuevo el próximo año en el sábado de Carnaval.

Espectacular ¿verdad?

Si quieres disfrutar de una fiesta diferente tienes que venir a Luzón, eso sí, no olvides tu disfraz o los diablos te buscarán para marcarte de hollín.

QdOcio ya tiene preparado el suyo...

Y para que el carnaval sepa mucho mejor, aquí te dejamos un contenido para chuparte los dedos...

- 7 dulces típicos manchegos para carnaval 

 

DÓNDE
Luzón

Guadalajara

CUÁNDO

Sábado 10 de febrero

Comentarios